Psicologia Granollers

Psicòleg Granollers || Psicólogo Granollers || Vallès oriental

Psicología de la pareja

Psicologia pareja granollers

Falta o ausencia de comunicación

La comunicación es el pilar base en la relación de pareja. Nos ayuda a relacionarnos con las personas, a expresar nuestros sentimientos, emociones y deseos y sin ella no podemos fortalecer la relación. Muchos de los conflictos de pareja están generados por los problemas de comunicación: no decir las cosas en el momento apropiado, discutir, no saber escuchar empáticamente al otro, no saber expresar lo que uno piensa, etc.

Para una buena comunicación debemos estar abiertos al diálogo y saber escuchar principalmente. Es importante comunicarse diariamente con la pareja y no ceder al cansancio o falta de tiempo.

En la terapia de pareja se aprende a comunicar. Unas parejas tienen el problema de no comunicarse y otras de no saber comunicarse. Ayudar a las parejas que tienen este problema a saber expresar sus sentimientos sin llegar al conflicto, saber escuchar atentamente a su pareja, evitar las malas formas y la agresividad, fomenta el respeto, intentar buscar una solución buena para ambos, etc.

Está garantizado que una relación de pareja con una buena base en su comunicación sabe afrontar cualquier situación de crisis de forma efectiva. Es importante cuidar esa parte de nuestra relación y no olvidar que es algo que diariamente está ahí.

Problemas sexuales

La sexualidad en la pareja cambia a medida que ésta evoluciona. La pasión desenfrenada del principio, propia de la primera etapa (noviazgo), da paso a una vida sexual estable. La sexualidad no tiene por qué transformarse en aburrida, ni tampoco tienen por qué disminuir la frecuencia en las relaciones sexuales. La relación sexual de pareja se establece y el apetito sexual se autorregula en la relación. Lo anormal era la etapa desenfrenada del inicio.

Si la comunicación falla, la falta de confianza aumenta y la sensación de apoyo y comprensión desaparece se produce una distancia emocional entre ambos miembros que será muy difícil que exista deseo sexual.

Existen otra serie de disfunciones sexuales que pueden afectar a la estabilidad en la pareja. En el hombre la falta de erección o impotencia, eyaculación precoz o adicción al sexo. En la mujer son más frecuentes además de la falta de deseo, los problemas para alcanzar el orgasmo o anorgasmia, vaginismo y dispareunia.

Resolución de conflictos

Cuando la realidad de la convivencia en pareja se encarga de desmoronar el concepto de pareja ideal, nos vemos obligados a enfrentar lo que en realidad significa vivir en pareja. Es decir aprender a convivir positivamente con las diferencias y los conflictos. Cualquier pareja con algo de tiempo juntos saben que los conflictos son inherentes a la relación, el problema es aprender a solucionarlos equilibrada y armónicamente, al menos hasta donde nos sea posible.

Casi todas las parejas tienen uno o más temas conflictivos importantes, y que son recurrentes. Por ejemplo la familia, la educación de los hijos, reparto de tareas, uso del tiempo, celos, economía, etc.

En este caso la función del terapeuta es mediar en el problema e intentar llegar a acuerdos que solucionen los conflictos, ayudando además a crear nuevas maneras de tratar los problemas.

Divorcios

Uno de los momentos más difíciles en la vida es la ruptura de una relación. Normalmente hay una serie de problemas previos, de discusiones y una degeneración de la relación que pueden llegar a hacer que la pareja no quiera siquiera sentarse en la misma habitación juntos.

Es un momento en el que la gestión de conflictos es imprescindible para poder llegar a un buen acuerdo. Las partes tienen que ponerse de acuerdo para que esta ruptura, si es el caso de que no hay remedio, sea lo menos traumática y dolorosa posible, más aun cuando pueda haber hijos por medio.

En estos casos es habitual la solicitud de ayuda por parte de los propios interesados, tanto como de los abogados de las partes en situaciones complejas y en que no parece haber manera de llegar a un acuerdo, no lo olvidemos, necesario, y que llegara, independientemente de los resentimientos mutuos que ya serán un tema posterior.

Así pues cuando antes y de mejor manera se resuelva el conflicto menor serán los daños para las partes.

Infidelidad y celos

Unas de las causas principales de ruptura de una pareja son los problemas de celos o la infidelidad por parte de uno de los miembros de la pareja. La desconfianza, la separación emocional y los conflictos de pareja aparecen cuando se dan uno de estos dos casos.

Los problemas de infidelidad suelen aparecer cuando la relación no era lo que esperaba ya que no cubre sus expectativas. Muchas veces la infidelidad queda oculta hasta que la pareja se percata de que algo pasa y acaba descubriéndolo o es la propia persona la que confiesa. En ese momento uno se siente traicionado por la persona amada y el otro culpable por la situación que ha originado.

En los problemas de celos normalmente éstos no están justificados. El agobio de la pareja suele ser constante y eso provoca el alejamiento del otro y cansancio emocional por tener que estar constantemente dando explicaciones. Los celos suelen ser un sentimiento de miedo por perder a la persona amada. Suele ser provocado por un problema de autoestima. En casos extremos podrán llegar a provocar la ruptura de la pareja.

Nuestros especialistas en psicología de pareja

Referencias

Articulos de pareja en nuestro blog: 
http://www.psicologiagranollers.blogspot.com.es/search/label/Pareja

Comments are closed.


Gestionat amb Wordpress - Disseny web Arrova.cat