Portada > Blog > Alcohol. Un riesgo que no se quiere ver.

Blog

Alcohol. Un riesgo que no se quiere ver.

16/10/2019

 

Cuando se habla del alcohol y del alcoholismo a menudo pensamos en ello como propio de quien se emborracha, pero la realidad es que no es necesario llegar a ese extremo para tener un problema grave con el alcohol. De hecho, actualmente en nuestro país 1 de cada 5 personas esta en consumos que podemos considerar de riesgo.

Como digo primero de todo no es necesario tener borracheras para tener un problema con el alcohol, sino que influyen muchas otras cosas.

En nuestro país para empezar no tenemos una ley clara contra el alcohol que impida por ejemplo que el primer consumo sea alrededor de los 13 años. El alcohol se ha convertido en la primera causa en cuanto a agresiones, vandalismo y accidentes de tráfico, estando presente en la gran mayoría de los casos. Tampoco tenemos presente que el alcohol es la segunda causa de cáncer después del tabaco, generando más del 10% de los cánceres de mama.

Muchos alcohólicos no son conscientes que lo son. Aquí toca hacer un autoanálisis para ver en que nivel estamos. La unidad que se utiliza es el UBE que equivale a 10g de alcohol. Una copa de vino o cerveza seria 1 unidad mientras que un cubata seria 2 unidades. Los niveles máximos a partir de los que se debe de considerar que tenemos un problema es cuando superamos las 8 UBE puntualmente en un día en hombres o 5 UBE en las mujeres, o 28UBE a la semana en hombres y 14 en el caso de las mujeres. Muchos leeréis esto y haréis la cuenta que, si tomáis dos cervezas al día y el fin de semana algunos cubatas, rápidamente estáis sobrepasando esos límites.

El alcohol es un toxico y muchos expertos creen que de ser inventado hoy seria directamente ilegal. Pensemos que los limites anteriores serian los que entendemos los expertos como el momento para reflexionar y pensar que estamos ante un problema, y no es tanto cuando llegamos a ver en consulta gente que supera los 50 y 60 UBE sin darse cuenta que tiene un problema. De hecho, los estudios actuales nos dirán que a partir de 10UBE a la semana estamos en un momento de riesgo grave para la persona.

Donde es más grave el problema es en los jóvenes con un cerebro que por su plasticidad se hace fácilmente adicto. Entre los menores de 16 años nos encontramos que la mitad ha tenido alguna borrachera, por no decir que muchos ya han tenido varias. En esta edad la afectación sobre el cerebro será 10 veces la que tendría un adulto, un duro golpe que aparecerá en futuras afectaciones. Y uno de los datos más tristes es que la mitad de ellos lo hacen con el consentimiento de los padres.

Ahora puedes preguntarte si realmente tanto te compensa beber, sabiendo el daño que te va a producir a largo plazo, o si por el contrario decides que es mejor una vida más sana. Yo hace años que no bebo y os aseguro que eso no me causa ningún problema, aparte claro de la cara de asombro de gente que cree que eres raro por ello.

Archivado en: Adicciones