Portada > Blog > Señales de alarma en una relación de pareja

Blog

Señales de alarma en una relación de pareja

21/03/2019

 

A menudo las relaciones de pareja se deterioran, y es algo normal cuando no se esta haciendo el debido cuidado sobre esta, pero no es algo irresoluble. Hay que estar alerta a los momentos en que vemos que esto esta pasando para poderlo cambiar, para poder hacer algo con ello y corregir esos problemas. Aquí se trata de enumerar algunas de las cosas que nos deben hacer saltar esa alerta de que estamos ante un problema en la pareja.

 

-Falta de comodidad o insatisfacción

Uno de los miembros de la pareja, o los dos, se encuentra ante comportamientos o situaciones que le incomodan. Es igual si estos son grandes o pequeños problemas, pero serán graves si o bien no se están comunicando a la otra persona, o si en caso de saberlos estos no están siendo solucionados. El mismo hecho o comportamiento molesto durante repetidas ocasiones podrá ser terrible.

 

-Criticas destructivas y falta de empatía

La distancia entre los dos termina por generar un grave problema de empatía. No estamos cerca del otro, ni tampoco miramos de entender ni ponernos en su lugar. Por el contrario, empieza a aparecer una forma poco amable de responder, y las criticas están subiendo de tono hasta el punto de ser desagradables e impropias de una pareja, no buscando el mejorar algo como el simple hecho de hacer daño.

 

-Menosprecio

Cada vez menos valoramos a la persona que tenemos a nuestro lado. Poco a poco esa persona se ha convertido en una más del montón en nuestra vida, no es alguien que nos aporte, que nos interese aquello que tenga que decir o lo que hace. Hemos creado sobre nuestra visión del otro una imagen negativa que puede tener cosas reales, pero que a menudo se ha maximizado por la acumulación de otros puntos.

 

-Falta de comunicación de calidad

La comunicación debe de ser de calidad y no simplemente el hecho de que estemos hablando. Muchas veces las parejas hablan tan solo de su día a día, de los niños, o de quien hace la compra, pero no de los temas personales que puedan ser de interés para cada parte. Es importante sentarse a charlar de cualquier tema, sin un objetivo, sino volviendo a los orígenes de la relación donde eso era así.

 

-Actitud a la defensiva

Se actúa como si uno se tuviera que defender de algo que se hizo. Como si hubiera algún tipo de problema cuando en realidad no ha sucedido nada. Esperas en todo momento que una pequeña discusión se convierta en una batalla, y es así, porque ya se actúa desde el principio como si estuviera siendo así, cuando de nuevo la realidad es que no sucedió nada.

 

Ante estos indicios, u otros que puedan hacer pensar que tenemos un problema, es cuando será el momento de no esperar, de iniciar cuando antes una terapia de pareja y evitar la ruptura que de otro modo quizás sea inevitable y dolorosa.

Archivado en: Pareja